Reseñas Matatena: Al sur de la frontera al oeste del sol


Nuestra efímera vida se ejecuta en tres simples planos, el primero corresponde al pasado, un lapso en el tiempo que corresponde a nuestras experiencias ya vividas. Aquel periodo temporal contribuye de gran manera a dar sentido a nuestro presente, el cual a su vez, será el mayor participe que complemente nuestra diacronía en este mundo.

Haruki Murakami en su obra: “Al sur del frontera, al oeste del sol”, nos relata las incidencias que pueden surgir en los momentos menos indicados y esperados. Fantasmas del lejano recuerdo, aquel que habíamos sepultado regresan a generar tormentas y confusiones en el presente alterando y creando infinidades de posibles futuros.

Hajime, hijo único y enfermizo, a temprana edad entabla cierta relación con una chica que recién se mudó a su vecindario. Shimamoto, joven con la cual llega a entablar la amistad, logran formar cierto vinculo que solo ellos dos son capaz de comprender. Es el sentimiento de camaradería apoyado en gusto personales compartidos, además de una creciente fijación sexual creada por la entrada de la pubertad.

” Lo que un día fue, jamás lo volverá a ser y solo queda avanzar…”

Aquellos momentos de la infancia, poco a poco se fueron diluyendo con el tiempo, pues nuevas etapas componen nuestra existencia. Lo que un día fue, jamás lo volverá a ser y solo queda avanzar, aunque muchos quisieran permanecer, estáticos en un solo lugar.

Siguiendo, el propio ciclo de vida del hombre, Hajime empieza a experimentar nuevos terrenos y placeres desconocidos para él: la calurosa etapa de la adolescencia hasta llegar a la madurez de la adultez.

Finalmente, ya casado, con dos hijas y una estabilidad laboral, el pasado inconcluso llega a flaquear todo el camino que había construido. Los cimientos que parecían seguros, ya no sirven de más como anclaje al presente idóneo.

La agradable y tormentosa travesía de Murakami resulta bastante fácil de digerir gracias a una redacción tan simple y a la vez, tan maravillosamente conectada entre sí. Cada letra, cada párrafo fluye con extrema fluidez logrando así atrapar al lector en un torbellino de ansiedad, que en cada momento pide más al ingenio del autor.

Por otro lado, sacando el lado quejumbroso, la misma prosa impide conocer más a fondo a los actores. Fuera de la complejidad enfermiza del protagonista principal, pocos personajes logran explorarse a fondo, dejando una impresión superficial. Algo tan artificial para que todo fluya como el propio autor quería que funcionaran las cosas.

El resultado es un tortuoso y apresurado camino en el cual, cada uno saca conjeturas de lo que lee, pero sutilmente Murakami nos lleva a otro lado, en el cual, más cuestiones y dudas salen a flote.

Corazones rotos, amores pasados es algo que encontraremos de inicio a fin. Si vemos más allá de esta consigna superficial, encontraremos algo más propio y duro de aceptar; el tiempo en si no es algo por lo cual hay que temer, es solo una variable a tomar en cuenta en lo compleja que es la vida.

Al Sur de la frontera, al oeste del sol es una obra bastante recomendable para empezar a conocer a Murakami, autor japonés que ha causado revuelo en occidente por contar historias cotidianas envueltas en premisas bastantes tormentosas.

Autor: Noe Martínez

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *