¿Qué son las figuras retóricas?


Las figuras retóricas, también llamadas figuras literarias, representan una manera distinta de utilizar el lenguaje. Su finalidad es crear un estilo comunicativo más original.

Existen más de cien figuras retóricas y muchas parten de la misma idea. Hay que tener en cuenta que todas ellas se basan en una idea o estructura general, es decir, un sujeto, un verbo y un predicado. Las figuras retóricas parten de esta regla, pero con la intención de romperla en algún sentido.

Como comentamos, existen cientos de figuras, pero podemos clasificarlas de la siguiente manera: figuras fonéticas o de repetición, de significación, de acumulación, de posición, figuras lógicas.

Figuras fonéticas o de repetición

Se utilizan normalmente en el lenguaje poético para establecer una rima determinada (un ejemplo muy conocido sería el célebre trabalenguas tres tristes tigres o el efecto repetitivo de sonidos en unos versos de Miguel Hernández).

De significación

Consiste en el uso de palabras en sentido figurado (distinto al habitual) para describir determinados conceptos.

  • Ejemplos:
  • Metáfora: consiste en identificar algo real con algo imaginario existiendo entre ambos una relación de semejanza
  • Metonimia: designa una idea con el nombre de otra (mi tía cumplió 80 primaveras).
  • Otras sonadas figuras son la hipérbole, la antítesis, el símil, la paradoja o el oxímoron son otras de las figuras literarias de significación

De acumulación

Completan la información transmitida añadiendo palabras adicionales.

Ejemplo:

  • Epíteto: consiste en el uso de adjetivos innecesarios que no añaden información suplementaria, (ej. blanca nieve o espinosas zarzas).

La idea de acumulación pretende crear un efecto de clímax (era un tipo robusto, enérgico, ganador, invencible).

Figuras retóricas de posición

Son aquellas que alteran el orden de una oración, la más conocidas es el hipérbaton seguido del quiasmo, el retruécano o el paréntesis.

Figuras retóricas lógicas

Aquí las ideas se expresan a través de una relación lógica determinada. La paradoja es uno de los mejores ejemplos. La antítesis juega con la oposición lógica de las palabras.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *