El uso narrativo de la primera persona


Uno de los primeros pasos que debe decir un escritor a la hora de elaborar una obra literaria, es el escoger que tipo de narración se empleara. Contar un historia requiere de un narrador, es el puente entre la historia y el lector.

El narrador es de suma importancia, dispone de un enfoque y tono a la historia.

Existen tres formas de narrar; esta la primera, segunda y tercera persona. En esta entrada nos centraremos en la primera persona.

Para poder comenzar, expliquemos que es la narración en primera persona.

Es aquella que sitúa al narrador como personaje y es contada desde el punto de vista del personaje principal. Por ende, el narrador suele ser el protagonista que se ve afectado directamente por la evolución de los hechos.

Si bien no es una generalidad, a veces también puede ser un personaje secundario que cuenta la historia que gira alrededor del protagonista.

La luz traspasaba las pálidas cortinas. No sabia que hora era, solo veía lo vacío que lucía la habitación. La ansiedad recorrió mis venas, se manifestaba en sudor en mis extremidades.

Narrar en primera persona es similar a escribir para un diario, es una forma de relatar sucesos de forma personal. Prácticamente como si los pensamientos que tenemos en la cabeza

La historia se desarrolla entorno a los ojos del personaje. Este percibe, oye y siente desde su interior. Su verdad es la que tendrá el lector, aunque esta sea no verdadera. De tal forma que el lector no será capaz de averiguar si existe objetividad e imparcialidad.

Parea escribir de esta forma existen dos maneras de hacerlo:

  • Remitiéndose al presente: la acción y la narración ocurren de forma simultánea, esto sirve para aumentar el dinamismo de la historia, pero altera la perspectiva del tiempo
  • Usando el pasado. Se cuenta una acción que sucedió en el pasado. Es la forma más popular de escribir en primera persona.
  • Existen otras alternativas que se deben de tomar en cuenta a la hora de escribir en esta forma. La dosificación de información, la cronología de eventos (que cuentas, que no y en qué momento lo cuentas).
  • El registro de personajes debe de ser importante. El relatar y describir personajes desde un punto de vista personal, es riesgoso, se pueden perder rasgos característicos de ellos por lo cual, se debe intentar que el resto de los personajes no suenen como el protagonista.
  • Fiabilidad. Un narrador en primera persona es, más que ningún otro, un narrador que puede estar sesgado y contar la historia desde su punto de vista, tal como la vivió él. por consiguiente, no tiene por qué estar contando exactamente la verdad, si no su versión de los hechos. Debes decidir hasta qué punto será fiable tu narrador.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *