Cómo investigar para escribir una novela


La realización de una novela puede ser complicada si no se investiga correctamente lo necesario para escribirla.

Una novela debe ser coherente en su trama, personajes, ambientación, diálogos, etc., esto le da credibilidad y logra atraer a lectores específicos. Si una novela no cuenta con este hilo de coherencia, los lectores encontrarán errores que los harán dejar el libro y hasta hacer una mala crítica del mismo y del autor.

Hay personas que tienen el conocimiento de lo que quieren describir en cuanto a ambientación se refiere, pero si no tienes ni idea de cómo empezar a investigar nosotros te damos algunos tips para que empieces cuanto antes.

  • Empieza en grande. Si tienes idea del periodo de tiempo en el que quieres situar tu novela, comienza a leer libros de esa época, empápate de todo el conocimiento que puedas, ubica cada detalle que se denote en la línea del tiempo. Los libros situados en la época en la que quieres escribir tu novela te darán ideas por montones, te harán conocer a las personas que vivieron ahí y sobre todo, los acontecimientos importantes de ese periodo.
  • Reduce información. Una vez obtenida la información general, comienza a enfocarte en los puntos clave que llevarás a tu libro. En ocasiones los periodos son muy largos o contienen muchos eventos importantes, tú debes elegir cuáles quieres y cuáles no te sirven, todo esto lo debes hacer basándote en tu historia principal. Por ejemplo, si tu libro está situado en la segunda guerra mundial, elige qué parte de ella debes conocer más para escribir tu novela.
  • Cast y escenarios. En los libros que consultes pon mucha atención en las personas y en la ambientación. Esto te ayuda a hacer personajes más creíbles, en lugares reales. Los detalles de su vestimenta, sus rasgos, lo que los rodea, hacen que tu lector quede atrapado en la época que deseas. Te recomendamos tener cuidado con la cantidad de detalle histórico que añadas a tu historia, ya que si se excede este recurso, el libro parecerá un collage mal hecho en lugar de una buena investigación.
  • Busca otros medios. Si crees que la información no es suficiente o necesitas llenar algunos huecos, busca otros medios de investigación, averigua si tus primeras fuentes son verídicas. Las fuentes principales como revistas, autobiografías e incluso documentos gubernamentales, darán más detalles del tema en tu libro.
  • Delimitar investigación y novela. Por algo escribes una novela en esa época, por algo eliges esa ambientación, porque te gusta, quieres transmitir algo que te apasiona. La investigación te va a atrapar, va a ser divertido e interesante conocer más sobre un tema importante para ti. Por eso, debes aprender a dedicarle tiempo a la investigación y a la novela. Recuerda que debes terminar ese escrito para poderlo compartir.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *