Villanos realmente aterradores


En las películas es muy fácil utilizar la parte visual para presentar un villano realmente aterrador. Pero ¿cómo lograrlo de manera escrita?

Comencemos por aclarar que al decir aterrador no siempre se hace referencia a un monstruo; los villanos realmente aterradores, por naturaleza, deben ser aterradores, desde su pasado, su motivación, hasta la forma en que hacen sus fechorías.

Los villanos se encuentran en cualquier historia, son personajes que solo piensan en hacer el mal, de cualquier manera y sin pensar en las consecuencias. Aquí te daremos algunos consejos para crear esos importantes personajes para tu historia.

Marco

Cada vez que menciones una acción del personaje antagónico, debes describir a la perfección el entorno. Al igual que en las películas, en la literatura puedes detallar el entorno, los sonidos, los movimientos que se realizan y la fisionomía de los personajes involucrados.

Tu redacción debe lograr que el lector recree en su mente el lugar específico en el cual se está desarrollando la historia. Y esto debe atraparlo para que perciba a los villanos realmente aterradores.

Credibilidad

El villano debe ser descrito de manera que su historia, sus acciones y sus diálogos sean creíbles. Esto le dará peso dentro de la trama y no pasará desapercibido.

El personaje debe tener valores fundamentales que construyan su carácter. Esto significa que tiene una razón para luchar defendiendo sus valores ante todo. Algunos de los valores que puedes utilizar son:

Integridad. Aunque la integridad se refiere a realizar cosas que son correctas, si el villano tiene valores centrales, aún cuando parezca ilógico, y los defiende, entonces tiene integridad. Cuando un villano lucha con integridad y piensa que lo que hace es lo correcto, entonces será realmente aterrador y logrará dar explicaciones lógicas a sus actos.

Autenticidad. El villano debe ser auténtico en sus acciones. Debe seguir sus convicciones y perseguir sus objetivos, que deben ser claros desde el principio de la historia.

Experiencia. Esto quiere decir que puede ser un asesino, un torturador o un destructor, pero debe ser un experto en lo que hace y siempre debe pensar en nuevas formas crueles e inusuales para realizar sus actos.

Villanos

Transparencia, claridad y secretos.

Un villano debe ser transparente en sus objetivos, y ser capaz de articular (ya sea verbal o no) sus deseos con absoluta claridad. No hay nada más aterrador que un villano que es absolutamente claro en cuanto a las consecuencias de sus actos, o la forma en que va a exigir venganza. Esto puede hacerse a través del lenguaje corporal, o acciones previas. De cualquier manera, es necesario para que su lector sepa qué es lo que ocurre.

Sin embargo, los villanos también necesitan secretos retorcidos, mortales y malignos. Para mantener la credibilidad del villano, el lector y/o el protagonista deben estar conscientes de que el villano tiene secretos, pero, obviamente, no saber cuáles. Éstos se necesitan para frustrar los planes de los héroes.

Inmejorables.

A veces, el héroe tiene que ser el más débil. Usualmente los villanos que dan miedo parecen inmejorables: son demasiado inteligentes, van varios pasos delante y tienen más recursos a su disposición que el protagonista. Deben cortar todas las opciones a los héroes de apartarse de los recursos que necesitan. Hacen que la vida parezca completamente desesperada, y el villano se verá aún más aterrador.

También puedes leer Aprende a crear el villano perfecto y comenzar con tus personajes antagónicos.

Coméntanos qué es lo que más te gusta ver en un verdadero villano.

Fuente: 6 terror tactics for really scary villains

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *