Técnicas para fomentar el autocontrol en los niños


El ser humano experimenta diversos sentimientos durante su vida, desde su infancia hasta la edad madura. Cuando somos adultos podemos controlar mejor dichas sensaciones, pero se nos olvida que a un niño le puede resultar más complicado, sobre todo cuando se trata de emociones desconocidas.

Por ello, nosotros debemos ayudarlos a encausar cualquier tipo de emoción. Pensando en eso, aquí te damos algunas técnicas para fomentar el autocontrol en los niños.

  1. Ruleta de opciones

Esta técnica busca dar varias opciones al niño para poder sacar sus sentimientos. Consiste en crear, junto con el niño,  una ruleta en la cual pongan opciones viables y confiables para él, como tomarse unos minutos a solas, dibujar, saltar, expresarse con palabras, etc. Las actividades a realizar deben ser válidas, que respeten la integridad del niño y de los familiares.

  1. Tiempo fuera

Esta técnica consiste en crear un espacio al cual el niño pueda recurrir para calmarse y restablecer su estado emocional. El lugar debe contener elementos que lo ayuden a relajarse y tranquilizarse, como libros, colores y papel, pizarrón, plastilina, arena, etc.

autocontrol-en-los-ninos

  1. Semáforo

Esta técnica ayuda al niño a regular sus sentimientos por facetas. Consiste en colocar un dibujo grande de un semáforo, donde el menor pueda verlo y acudir, con las siguientes especificaciones:

  • Luz Roja. ALTO, tranquilízate y piensa antes de actuar.
  • Luz Amarilla. PIENSA soluciones o alternativas y sus consecuencias.
  • Luz Verde. ADELANTE, pon en práctica la mejor solución para ti y tu entorno.
  1. Soplar burbujas.

Esta técnica logra calmar al niño por medio de la respiración. Consiste en que el niño pueda sacar sus sentimientos mediante la respiración y al mismo tiempo pueda divertirse haciendo burbujas de jabón.

La mejor técnica que tienes a tu alcance eres tú mismo. Si convives con niños seguido debes ser un ejemplo a seguir para ellos. No pierdas el control en su presencia y modera las reacciones de tus sentimientos.

Recuerda:

No todos los sentimientos tienen que ser guardados o reprimidos, tú debes ser su mejor ejemplo e incentivarlo a que pueda expresarlos de la mejor manera. De igual manera, el niño debe reconocer qué tipo de sentimiento es el que está experimentando y tomar la mejor decisión para él y su entorno.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *